Creatividad zen en el barrio de Gràcia

0
415

La creatividad zen existe. ¿Nos acompañas a descubrirla?

Una creatividad zen es aquella que al contemplarla, nos relaja, nos invita a soñar con una vida llena de color, dulzura y, tranquilidad. Es en cierta manera la impulsora de la “slow life”.

Esta es la sensación que nos ha dado al entrar en “Casa Atlântica” . Una mezcla de tiempos revolutos, aquellos en los que se vivía al ritmo de la luz solar. Cerámicas con ese toque tradicional, hechas a mano en las que las comidas y bebidas, tienen que saber mejor por fuerza.

Estos artistas de la artesanía, nos invitan a soñar con grandes mesas del domingo, preparadas para el desayuno. El mantel blanco, las jarras llenas de leche fresca, cuencos repletos de leche frita espolvoreada con azúcar y, el olor a tostadas y café que se expande por la casa….

¡Bueno, pues si oye, soñar es gratis!

Íbamos diciendo, técnicas artesanales, con un toque norteño, celta. Un toque gallego y portugués según nos cuentas los creativos al frente de Casa Atlântica.

Azules intensos, motivos marinos, lozas blancas junto a cucharas de madera, toda un rosario de pequeñas piezas con el encanto de lo que se hace con amor.

La decoración simple y sin grandes artilugios, redondean la sensación. Pavimento de cemento gris, como los de la calle, canalizaciones vistas, estanterías de madera ….. ¿Seguimos en el corazón de Gràcia? Estamos en la calle Llibertad, 7 de Barcelona todavía o, nos hemos tele-transportado …

No estamos en realidad en el showroom de Gràcia y, en el piso inferior está el taller donde van creando y produciendo sus vajillas, cubre-maceteros y demás objetos. Mirando en la web, nos damos cuenta de la envergadura del proyecto. Tienen tiendas repartidas por todo el mundo.

No nos extraña, porque realmente sus creaciones son muy auténticas y, eso, las hace universales.

¿Tienes ganas de creatividad zen, auténtica? Acércate a Casa Atlântica, imposible salir indemne del showrrom. Comparte con todos este post y que sean profetas en esta tierra de Gràcia.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here